Primeros pasos en Kirguistán

En un artículo de hace poco (que podéis consultar aquí) os contábamos cómo estaba la situación respecto a la necesidad o no de visados para viajar a Kirguistán, y de cómo pedirlo en caso de hacer falta, etc. 

Hoy os queremos contar qué os vais a encontrar si viajáis allí, y llegáis en avión al aeropuerto de Manás, a las afueras de Bishkek, la capital. 

En primer lugar, hay que avisar que, sobre todo en los últimos años, este aeropuerto es muy transitado por extranjeros, tanto turistas como gente que viaja por negocios o estudios; queremos decir que no vais a un lugar remoto tipo película de Indiana Jones, con gallinas en los aviones… Manás es un aeropuerto internacional que, si bien hasta hace poco era bastante pequeño para el estándar de grandes capitales mundiales, ha ido cambiando bastante, tanto en la infraestructura como en la cualificación del personal, hasta convertirse en un sitio bastante intuitivo y fácil para todas las personas que llegan por primera vez. 

fachada de Manás
Parte de la fachada principal del aeropuerto de Manás

Bien, pues vamos al lío…

Nada más bajar del avión, pasaremos por unos pasillos que nos llevarán a la sala de llegadas, que puede verse en la foto de abajo. Justo a la izquierda de la imagen (y a la izquierda según llegamos también) está la ventanilla consular donde se tramita la obtención del visado (para los que os haga falta sacarlo). En el lado derecho de la sala está el control de pasaportes que tendremos que pasar para ir luego a recoger las maletas. Por cierto, en esta misma sala, justo a la derecha de la pared del fondo hay unos lavabos públicos (siempre está bien saberlo…)

sala de llegadas de Manás
Esta es la  primera sala que os encontraréis al bajar del avión. Empieza vuestra aventura en Kirguistán… 

Bueno, pues ya estamos en la cola para recibir el visado… Ojo, la información que tenemos es de nuestra propia experiencia de hace años, porque después de que se eliminara el visado a ciudadanos españoles, no hemos tenido que pasar por este trámite. Por eso, tomadlo como una orientación de cómo será el proceso (entendemos que, por lo que nos han comentado algunas personas, no ha cambiado mucho). De cualquier manera, si tenéis alguna duda, necesitáis visado y no queréis arriesgaros, os recomendamos que consigáis el visado electrónico por anticipado a través de la web del gobierno de Kirguistán.

En principio, si lo hacéis en persona allí, el único trámite que hay que realizar es rellenar un formulario que encontraremos en la misma ventanilla. En él sólo hay que poner unos datos básicos que, siendo el viaje de turismo, se limita al nombre, fechas de estancia, motivo del viaje y poco más. Cuando nos llegue el turno (hay que ser educados…;) entregaremos el pasaporte, el formulario y el precio del tipo de visado que deseemos. Las personas que trabajan en el servicio consular suelen hablar inglés, así que os informarán de los precios sin problemas.

visado para Kirguistán
Este visado tiene muchos años, así que seguramente el actual ni se le parezca… 😉 

Como decíamos, a la derecha se encuentra el control de pasaportes, por el que deberíais pasar sin problemas. Mucha gente nos ha comentado el aspecto intimidatorio que tienen los policías del control, con esos gorros de plato enormes tan soviéticos y cara de pocos amigos; pero bueno, no os preocupéis, normalmente tendréis todo en regla y pasaréis sin más. De cualquier forma, también podréis ver carteles en las mismas garitas de control donde en inglés se dan teléfonos por si se dan intentos de actos de corrupción o similares.

Bien, ya hemos pasado y tendremos que ir por un pasillo y girar a la derecha, donde se encuentran las cintas de los equipajes. No tiene mucha pérdida, porque sólo hay 2 ó 3… Una cosa bastante importante a tener en cuenta es que, al recoger vuestro equipaje e ir hacia la salida, casi seguro que tendréis que mostrar vuestro justificante (la pegatina que dan al facturar el equipaje) a un empleado que comprobará que coincide con las maletas que habéis cogido. Normalmente todos tenemos esas pegatinas, pero procurad no perderlas porque si no las enseñáis podéis tener problemas para que os dejen salir.

Recogida maletas Manás
Zona de recogida de maletas en Manás

Y bueno, ya casi está todo. Existe un último control antes de salir, aunque no siempre está operativo; si está funcionando cuando lleguéis, es posible que os hagan pasar las maletas por un escáner y demás, como cuando embarcamos. No tiene por qué haber problemas con esto y, es más, en los últimos viajes ni siquiera era necesario pasar por él.

Bueno, pues ya está. Tenéis todo lo necesario para disfrutar de unas vacaciones en Kirguistán y salís por la puerta de la sala. No os asustéis de la cantidad de gente que podéis ver justo a la salida, porque hay poco espacio entre la puerta y las vallas donde esperan familiares, y a veces puede agobiar. También hay multitud de taxistas y personal de servicios de transportes que os abordarán para ofreceros sus servicios, pero igual, no os agobiéis y si ya tenéis vuestro modo de transporte, simplemente decid que no y ya está.

Vista general de la zona de salida a la ciudad (muy vacía en esta foto, es verdad…)

Pues nada. ¡Habéis llegado a Kirguistán! En otros posts pondremos más información sobre gastos habituales de transporte, otras cuestiones prácticas al llegar al país y cómo es la zona de salidas del aeropuerto.

¡Esperamos que os lo paséis muy bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *