La economía del Turkmenistán actual

TEXTO DE GULNARA ANNAKULIYEVA, UNIVERSIDAD ABYKLAJ KHAN, ALMATY

La distribución del empleo en Turkmenistán se puede distribuir de la siguiente manera: la agricultura emplea el 30% de la población, la industria aproximadamente el 40% y el sector de servicios  alrededor del 30%. La estructura sectorial del PIB se caracteriza por las siguientes cifras: en la agricultura se genera alrededor del 25% del mismo, en la industria aproximadamente el 45% y en el sector servicios unos 30%.  El PIB per cápita fue de 6.700 dólares en 2009.

Los principales países socios de exportación son: Ucrania 22,3%, Turquía 10,27%, Hungría 6,75%, Emiratos Árabes Unidos 6,25%, Polonia 6,16%, Afganistán 5,79%, Irán un 5,17% (Datos de 2009). En la actualidad, de acuerdo con la declaración de Ministro de Comercio de Irán, Mehdi Ghazanfari el febrero de 2011, el volumen total del comercio entre Irán y Turkmenistán ha superado los 4 mil millones de dólares, y según las opiniones de ambos lados, hay muchas oportunidades y condiciones para aumentar esta cifra en los próximos 5 años a 10 millones de dólares al año.

Turkmenistán es diferente de otros países de la CEI por su alto grado de concentración del mercado en el sector bancario, donde los dos mayores bancos del Estado, el Banco Estatal de Economía Exterior y el Dayhanbank, son dueños de cerca del 80% de todos los activos bancarios. Las altas tasas de crecimiento del PIB real en Turkmenistán se consiguen gracias a  la política de inversión pública y récord de inversión extranjera directa.

Bazar en Asjabad.
Fotografía de Gilad Rom.

No es poco importante que el volumen creciente de producción y comercialización de petróleo y gas, mucho de los cuales se exporta, causan un marcado aumento en los ingresos recibidos por Turkmenistán. En el primer trimestre el beneficio total de la venta de gas natural y gas licuado, de los productos derivados del petróleo, así como del polipropileno se ha incrementado 2,5 veces y ascendió a más de 1.7 billones de dólares. La estructura de las exportaciones de productos básicos está dominada por el gas. En segundo lugar se encuentran el petróleo y productos derivados del petróleo y la electricidad. Esto es seguido por grupo de productos de algodón, como el algodón en bruto, hilo de algodón, tejidos de algodón y productos terminados hechos de algodón. También se exportan productos como alfombras, productos de cuero, seda, caballos de raza noble, frutas y verduras, pescados, caviar negro y algunos otros productos alimenticios.

Se producen en el país anualmente alrededor de 60 mil toneladas de hilados de algodón, unos 70 millones de metros cuadrados de tela de algodón y unos 25 millones de unidades de textil confeccionado. La producción de la industria textil pertenece a una pequeña categoría de productos de Turkmenistán, que son muy demandados en el interior, y en Europa son muy solicitados los tejidos de denim y productor confeccionados del mismo. El capital extranjero (sobre todo turco) pertenece a esta rama, que se basa en la producción moderna con utilidad de tecnología avanzada, empleando incluso robots.

El país produce de promedio más de 18,5 millones de kilovatios horas de electricidad. En septiembre de 2010, en la 65 ª sesión de la Asamblea General de la ONU, el Presidente de Turkmenistán, Gurbanguly Berdimuhamedov, presentó la iniciativa de crear, bajo los auspicios de la ONU, un Consejo de la Energía, que se centraría en garantizar el suministro estable de energía.

Incluso desde los años veinte del siglo pasado, el país aumentaba su capacidad de la industria química. En el primer lugar gracias a su propia base de materias primas. Países socios de importaciones son: China 18,03%, Turquía 16,49%, Rusia 16,45%, Alemania 5,91%, Emiratos Árabes Unidos 5,81%, Ucrania 5,67%, Estados Unidos 5,41% y Francia 4,32 % (en 2009).

El paquete más grande de inversiones, unos 337.5 millones de dólares, es la reconstrucción de la carretera de Turkmenistán-Kazajstán, de unos 225 km. Como un ejemplo exitoso de la cooperación regional de Asia Central es la creación de la tubería de gas de Turkmenistán-Uzbekistán-Kazajstán-China, que pasará a la historia como uno de los grandes  proyectos del siglo XXI.

Las reservas minerales del país son de 12 millones de toneladas de sales minerales, entre los que destacan el cloruro (potasa), en la bahía de Kara-Bogaz-Gol, y sulfatos (del grupo anhidrita, yeso, sales, etc.) De minerales no metálicos se conocen las reservas de azufre, bentonita, ozoquerita, granito, piedra caliza, sal de Glauber, piedra ornamental, materiales de construcción (incluidos los materiales de cemento crudo y materias primas para vidrio y arenisca de cuarzo). En los últimos años la modernización de las refinerías petrolíferas con la ayuda de empresas de Japón, Alemania, Francia, Austria, Israel y otros, ha mejorado la calidad de los hidrocarburos procesados ​​y conversión de los vehículos del país a gasolina de alto octanaje como A-95 y A-98 y diesel de la alta calidad.

Las reservas gigantes de gas en campos abiertos otorgan a Turkmenistán el cuarto puesto  entre las principales potencias mundiales del gas. Sin embargo, Turkmenistán, sigue teniendo serios problemas con exportaciones de energía a los mercados extranjeros. Solo en campo sur de Yoloten-Osman, donde los geólogos turkmenos continuan con la exploración, los recursos naturales de gas se estiman en más de 21 billones de metros cúbicos. 

En el aniversario de la independencia, un alto crecimiento de la economía se debió principalmente al aumento de los suministros del “combustible azul” a China e Irán, mientras las importaciones de gas turkmeno por “Gazprom” se han mantenido igual que el año pasado. En la actualidad, el país que es legítimamente reconocido como uno de las potencias mundiales de energía, poco a poco pone en práctica proyectos a gran escala, destinados a incrementar las exportaciones de la demanda de energía en los mercados mundiales. 

El XX aniversario de la independencia estatal de Turkmenistán está lleno de eventos relacionados con la confirmación de la posición del país como un actor activo en los mercados energéticos internacionales. En febrero, Ashgabat organizó una conferencia internacional sobre cuestiones ambientales relativos a construcción de oleoductos a través del Mar Caspio, que sentó las bases para seguir trabajando en el proyecto del oleoducto Trans-Caspio. En marzo se realizó la primera visita a la conferencia internacional “Petróleo y Gas de Turkmenistán, 2011“. Como sede de la conferencia fue elegido Singapur, que se considera como el centro de negocios más grande del sudeste de Asia, debido al fortalecimiento del papel de Turkmenistán en el mercado energético de Asia. Y en noviembre, en Ashgabat, se organizará la otra exposición internacional y conferencia científica.

El monto total de inversión prolongada en la aplicación de planes de negocios en el Mar Caspio de Dragon Oil es de dos mil millones de dólares. Este año, como parte de un enfoque estratégico para el desarrollo de los recursos naturales en el Área de Contrato “Cheleken”, la compañía Dragon Oil planea invertir 500 millones de dólares en el desarrollo posterior de los puntos básicos del crecimiento de petróleo y gas. En el futuro, se planifica el suministro de gas natural turkmeno a Europa, así como también un proyecto de gaseoductos de Turkmenistán – Afganistán – Pakistán – India (TAPI), destinado a jugar un papel importante en la región asiática. En perspectiva está también planeado crear una Fundación Nacional de Innovación, cuya tarea principal consistirá en la financiación de actividades innovadoras de investigación y desarrollo.

Hoy en día, a través de USAID, en Turkmenistán se realizan activamente una serie de programas humanitarios en tres áreas principales: “Desarrollo Económico”, “Desarrollo de los procesos democráticos y las instituciones” y “Desarrollo de la salud y la educación”. Sólo en 2010, en estos programas se destinaron 16.6 millones de dólares de los presupuestos estatales de los Estados Unidos (USAID es una agencia del gobierno federal de los EE.UU.). Sólo en 2010, Turkmenistán llevó a cabo 15 proyectos nacionales en área de educación, ciencia y tecnología, economía, estadística, agricultura y protección del medio ambiente.

Los países ribereños del Caspio (Rusia, Kazajstán e Irán, aparte de Azerbaiyán y Turkmenistán), aún no han llegado a un acuerdo sobre la situación de la gestión del agua. Programas de ayuda a los países del Mar de Aral-3 fueron preparados como parte de las instrucciones de los líderes de los países-fundadores del Fondo Internacional para salvar el Mar de Aral, que figura en su declaración conjunta de 28 de abril de 2009. El programa está previsto para el período de 2011 a 2015 e incluye cuatro áreas: gestión integrada de los recursos hídricos; gestiones ambientales; gestiones socio-económicas y la mejora de los mecanismos legales e institucionales. Los programas anteriores para ayudar a los países del Mar de Aral no se han cumplido del todo. El PBAM-1 fue declarado en 1994, en junio del mismo año, durante una reunión en París, por el que los donantes internacionales se han comprometido a co-financiar con más de 400 millones de dólares. En la realización del proyecto PBAM-2, de 2003 a 2010, se gastó más de 2 mil millones de dólares, y más de la mitad de esa cantidad fue cubierta por los presupuestos nacionales de los países fundadores del Fondo Internacional para salvar el Mar de Aral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *