Kirguistán: la tierra del rey del cielo

TEXTO DE JOSÉ GARCÍA ROMO, ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE ALPINISTAS CON CÁNCER

El pico Khan Tengri, de 7.010 m. es el segundo pico más alto de la cordillera del Tien Shan. Se encuentra situado en los límites fronterizos de Kirguistán, Kazajstán y China.

Es uno de los cinco picos de 7.000 metros de la antigua Unión Soviética. Con sus 7.010 metros es el siete mil más septentrional del mundo, y por lo tanto uno de los más duros. Los otros son el Pobeda(en la frontera entre Kirguistán y China, y actualmente llamado Jengish Chokusu) con 7.439 mel pico Lenin, en Kirguistán, de 7.134 mel Comunismo, (en Tayikistán y con el nombre actual de Ismail Samani) con 7.495 m. y Korzhenevskaya(en Tayikistán), con 7.105 m. Conforman, cuando se logran conquistar, el codiciado título honorífico de Leopardo de las Nieves.

Considerado por muchos alpinistas como una de las diez más bellas montañas del planeta, y por lo tanto digno de ser visitado. Es difícil describir su visión con palabras. Cuando por la mañana, su esbelta silueta brilla con ese tono, entre rojizo y dorado, por encima de los macizos circundantes, nuestros ojos al instante quedan cautivados, haciéndose difícil evitar dirigirlos a tan magnífico espectáculo de la naturaleza.

La cordillera de Tian Shan fue descubierta por un occidental en 1856, por P. Senyonov, quien afirmó erróneamente que el pico más alto era el Khan Tengri 6.995 m. La montaña domina vastas praderas pastoreadas por jinetes kirguises, y de ella desciende el glaciar Muzart, de 34 km de longitud y el Inelchek, de 69 km.

El Khan Tengri, también conocido como la Montaña Celestial (una posible traducción del chino Tian Shan), es una de las montañas más frías y severas de la Tierra y se erige como la segunda mayor altura de la cordillera del Tian Shan con una prominencia de más de 500 m, después del pico Pobeda o Pobedy, de 7.439 m. de altura sobre del nivel del mar.

Algunas de sus rutas son de extremada dificultad técnica (por ejemplo, la famosa la vía conocida como Marble ridge por su cara sur, así llamada por estar formada de mármol rosa y hielo), especialmente en su cara norte, por lo que hasta 2005 permanecían vírgenes para los alpinistas occidentales.

El glaciar Inelchek, de 69 km. de longitud, está considerado uno de los glaciares alpinos más largos del mundo. El descubridor del Khan Tengri, el alemán G. Merzbacher, en los años 1902 y 1903 encontró en el glaciar Inelchek norte, un s milagro de la naturaleza. Se trata de un lago, que cierra completamente el paso por el glaciar, llenándolo de un borde al otro. Hasta 2005, sólo a finales del verano se puede pasar por el fondo de este lago, cuando el agua discurre por debajo.

Luciendo en el horizonte, las cumbres de la cordillera Tian Shan acostumbraban a enriquecer la imaginación de los pueblos locales, de donde provienen los nombres míticos con los que los pobladores denominan a la montaña: Tian Shan significa en chino las montañas celestiales; mientras que de las lenguas turcas Tengri Tag significa las montañas del fantasma o Khan Tengri, el señor del cielo. La pirámide regular y armónica del Khan Tengri está tallada con el mármol rojizo que la recubre. Al amanecer y al atardecer la luz dorada acentúa su color y por esto el pico posee otro nombre local: Kan-Tau, la montaña sangrante.

La impresionante cara norte del Khan Tengri, de 2.600 metros de desnivel, tiene una pendiente media de 60º, que se acentúa aún más en la zona rocosa somital. Su arista noreste tiene carácter glaciar, al lado de la cual se extiende su enorme cara este, vertiente que se encuentra barrida por las frecuentes avalanchas que descienden del glaciar colgante próximo a la cima. Su larga arista sureste, borde derecho de la cara sur, con 3.000 metros de desnivel, permanecía en 2005 aún sin escalar ante la dificultad de su roca. Por ello, la mayoría de los alpinistas que intentaron su apertura, acabaron por desviarse hacia la Marble ridge o Marble rib (arista sur). A su izquierda, se encuentra la ruta normal, la más transitada por los montañeros, en la arista oeste, que se eleva desde el collado entre el Khan Tengri y el pico Chapaeva (6.371 m), collado al que se puede acceder tanto desde el norte como desde el sur.

¿Norte o Sur?

 Cuando nos proponemos subir esta montaña siempre nos asalta la duda de que cara intentar, ¿norte o sur?

La cara norte esta recibiendo una gran cantidad de visitas en los últimos años, sobre todo después de la tragedia del año 2005 en la ruta sur, en la que perdieron la vida 11 alpinistas rusos y checos al desprenderse un serac del Pico Chapaeva, cuando transitaban por el famoso “embudo”, entre el Campo 1 y el Campo 2. Este accidente a motivado un flujo de montañeros hacia la vertiente norte del Khan Tengri, pues su ruta no se es barrida por las avalanchas, pero por el contrario es mas técnica, y casi toda transita por cuerdas fijas, cosa, en nuestra opinión tan peligrosa como los desprendimientos, pues a veces es una lotería.

Es una decisión que no hay que tomar a la ligera.

Sin querer influir, en agosto del 2008 el famoso alpinista Ramón Portilla, después de conseguir la cumbre por la cara sur, nos comento: “Estoy muy contento de haber optado por esta ruta, puede ser un poco mas expuesta, pero la belleza de la visión de la montaña durante todo el recorrido es estremecedora.

Recordar que las dos opciones, desde el collado del Chapaeva comparten ruta.

Ruta por la cara norte

Descripción de la ruta

La ascensión comienza en el Campo Base, que está situado en el flanco izquierdo de la morrena del glaciar Inelchek Sur, en la confluencia con el glaciar Sviosdochka, a 4.000 metros de altitud. Saldremos en dirección a la montaña sorteando un caos de grietas y riachuelos a veces de difícil paso. Después de unos veinte minutos el terreno nos permite acercarnos al glaciar para intentar abandonar la morrena. Si es al principio de la temporada el paso hacia el glaciar tendremos que encontrarlo y a veces es difícil, como norma podemos tener la referencia de los restos del helicóptero accidentado en el 2005.

Una vez dentro del glaciar la mejor opción es encaminar nuestros pasos hacia la zona izquierda del mismo, con ello evitaremos tener que perder mucho tiempo intentando atravesar algunas, y bastante caudalosas corrientes de agua. Siguiendo la morrena izquierda, llegaremos a la confluencia con el glaciar Siemienovskova, que baja del Khan Tengri, un poco antes de esta zona estableceremos Campo 1, a 4.200 metros. En este campo es fácil encontrar agua y no tener que deshacer nieve.

Girando 90º, seguiremos glaciar arriba sorteando numerosas grietas hasta llegar a la zona donde empieza el famoso embudo, nuestro rumbo gira 60º a la derecha y afrontaremos una especie de cascada del Kumbu en pequeñas dimensiones, pero expuesta a la caída de avalanchas y desprendimiento de piedras de la pared del Chapaeva. Ni que decir tiene que hay que afrontar esta zona muy temprano, e intentar pasar con la mayor rapidez posible. Fundamental el uso de casco, así como cubrirse el cuello con alguna prenda, pues una simple pequeña piedra que cae desde 2000 metros mas arriba , puede causarnos terribles daños.

Pasado este tramo, saldremos a la parte alta del circo del glaciar, llegando a un rellano, a unos 5.300 metros, es Campo 2, desde aquí tenemos una buena visión de la arista que nos llevara a la cumbre.

El camino hacia Campo 3 transcurre sorteando alguna que otra grieta, ruta evidente hacia el collado que se divisa claramente. A 5.900 metros tendremos la posibilidad de cavar, o habitar una cueva de hielo, o montar nuestras tiendas.

Del Campo 3, el itinerario continua hacia el collado, para después subir por la arista oeste del Khan Tengri. La arista, en general, suele estar equipada con cuerdas fijas. La ruta se desarrolla sobre roca hasta los 6.900 metros. Más adelante se alza la cúpula de nieve que, a medida que subimos, se acaba transformando en un arista afilada de nieve, que lleva directamente hasta la misma cumbre. A lo largo de la arista oeste existen rellanos a 6.200, 6.400 y 6.700 metros. En algún de estos sitios es posible montar el Campo 4. El mejor rellano es el que está situado a 6.400 metros. Hasta los 6.700 metros, la ruta transcurre por el lado derecho de la arista oeste y, de este punto, continua con una travesía hacia la derecha, hasta llegar a un corredor. En el inicio del corredor se alza una pared de roca de unos 10 metros de altura. Más adelante, se sube por el corredor y de nuevo se gira a la derecha. Por terreno rocoso se sale a una arista de nieve, por la que continuamos hasta encontrarnos con una pared de roca de unos 15 metros. Más arriba, ya sólo queda la cúpula de nieve. En la cumbre se halla un trípode. Quedarse en la cumbre mucho rato no es aconsejable, pues aun queda todo el camino de retorno, nada fácil, por el mismo itinerario de subida, por las cuerdas fijas.

Recomendación general: si a las tres de la tarde no estás en la cumbre es mejor darse la vuelta, aunque la tengas a tiro de piedra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *