Kanykei: tradición y modernidad kirguís

El panorama musical de Asia Central es prácticamente desconocido en el resto del mundo, y mucho más si nos alejamos de la música tradicional y hablamos de la contemporánea. Sin embargo, son muchos los artistas que empiezan a hacerse un hueco importante tanto en sus propios países como en los del entorno, y aún más lejos, como Turquía. Es el caso de Kanykei, una joven cantante de Kirguistán que, gracias a su estilo particular, está comenzando a sonar de forma frecuente más allá de sus fronteras. Os dejamos una entrevista que hemos mantenido con ella. Esperamos que os guste.

Empecemos por el principio: ¿tu amor por la música viene desde la infancia o surgió después? ¿Siempre has querido ser cantante o artista en general?

Nunca lo tuve muy claro, la verdad, pero creo que desde niña sentía una profunda pasión por la música. Empecé a cantar en el colegio. Mis compañeros solían reírse de mi porque decían que cantaba como una vieja. Ahora entiendo que lo decían por los elementos vocales que inconscientemente empleo, que pueden sonar extraños para personas habituadas a una cultura musical más basada en modas.

De niña lo que realmente quería ser era bailarina de ballet, pero nunca cantante.

¿Cómo fueron los comienzos? ¿duros? ¿Tuviste el apoyo de tu familia y amigos?

Bien, como he dicho, nunca quise ser cantante. Después de terminar la educación secundaria, vine a la capital, Bishkek, y me matriculé en la Universidad Internacional de Kirguistán, en estudios de Finanzas y Créditos. Mis padres tampoco pensaban en una carrera artística para mí, y sus ideas se centraban en que si trabajaba en un banco, por ejemplo, podría acceder a una vida mejor. Así que durante un tiempo me dediqué por completo a los estudios; hasta un día en que cambió todo.

Me presenté a un casting de talentos. Pensaba que no perdería nada por ir, así que lo hice. Cuando entré en la sala del jurado, creo que no causé una gran impresión, sobre todo por mi aspecto, nada relacionado con el show: ropas nada glamurosas, gafas con grandes monturas y ciertamente un nada espectacular peinado (risas).

Pero desde el momento en que abrí mi boca para cantar la canción de Dido, “My lover´s gone”, el productor pareció asombrado y empezó a prestarme mucha más atención y a pedirme que le mostrara más mi talento. Ese fue el primer paso en mi carrera como cantante.

Mi familia no me apoyó desde el primer momento, sobre todo porque eran muy escépticos sobre mi futuro en el mundo de la música; estaban convencidos que era imposible triunfar en el mundo del espectáculo sin antes tener los bolsillos llenos de dinero. Incluso mi hermano insistió en que continuara con mis estudios. Sin embargo, intenté ir combinando las dos cosas, y eso es lo que hice. Ya me he graduado de mis estudios pero, de todas formas, me mantengo firme sobre mi posición frente a la pasión que siento por la música. La música es mi vida y es todo lo que quiero hacer.

Ahora eres una cantante muy popular en tu país; ¿qué crees que piensa la gente de tu música?

Tiendo a pensar que a la gente le gusta mi música porque es genuina, viene de lo más profundo de y corazón y mi alma… Mis canciones no viene de un “plan maestro” que tenemos mi productor y yo. Simplemente surge cuando están listas. Compongo sobre cosas que me tocan o me molestan. Soy solamente una persona más que vive en este planeta y mis visiones, mis sentimientos, pueden reflejar las de otras muchas personas. Creo que eso es lo que muchos encuentran en mi música que posiblemente ellos no pueden expresar. De alguna manera, mi música es una transformadora de sentimientos e ideas que son comunes a toda la humanidad. Simplemente yo lo hago a mi manera.

Tu estilo es muy personal y se aleja en muchos aspectos de otros artistas de Asia Central. Pero tampoco dejas de lado aspectos tradicionales de la música kirguís. ¿Cómo definirías tu estilo? ¿Crees que la fusión de música tradicional y contemporánea es positiva?

Para mí no es esencial determinar si mi música es de un estilo o de otro. En el mundo actual, creo que no es importante mientras los mensajes lleguen y la gente los aprecie. Los llamados géneros musicales son únicamente instrumentos de los que se sirven los artistas para alcanzar determinadas audiencias. Cada canción que surge en mi mente puede acabar siendo de un estilo o de otro; es un proceso impredecible. Por ejemplo, cuando estoy escribiendo una canción, sólo me preocupo de la letra y de la música. El producto final puede ser de cualquier estilo, dependiendo de la energía de la canción, de su carácter, etc. Es un todo creativo y no tengo un plan determinado para recurrir a un solo estilo. Te voy a dar un ejemplo: mi canción Kara-Chan es una composición muy metafórica. Empleo un vocabulario inusual que no toda la población kirguís puede entender; tuve que remitirme a un estilo más rapero para ayudar a llevar el mensaje. Así que colaboramos con el grupo local de rap LAMedin Dinasty para producir esta canción y así hemos alcanzado a un público más asociado a este estilo.

Actualmente, sólo podría definir el estilo de mis canciones como étnicas, de rock alternativo, pop e incluso como de música electrónica.

¿Qué influencias has recibido que te han hecho crear tu propio estilo? ¿Son principalmente locales o de fuera?

Bien, si hablamos sobre mi estilo al cantar, asociado al yódel (muy popular en la música tradicional kirguís) y a algunos elementos del canto diafónico que existe en la cultura del canto en diferentes partes del mundo, pero no es tan común en canto popular. Como mi tonalidad vocal es tan cercana al yódel y al canto diáfónico, yo no inventé ningún estilo nuevo, porque eso ya es algo natural. No obstante, reconozco que tengo un estilo personal componiendo mis canciones que se salen de las reglas literarias. Yo compongo lo que siento en cada momento. Quizás eso distingue mi estilo entre otros cantantes de Kirguistán, quienes siguen modelos más tradicionales

A nosotros nos encanta como suena tu voz en kirguís; en ruso también, pero creemos que los sonidos del idioma encajan muy bien con tu voz. De todas maneras, ¿tienes planes para cantar siempre en kirguís o también en ruso o incluso inglés?

En mi primer álbum, “NOSONTE”, hay dos canciones en ruso y una en inglés. Tenemos pensado producir canciones en estos idiomas más en kirguís, claro, y seguramente en alguna más. Por ejemplo, después de cantar “Kara-Chan” en turco durante un festival en Turquía el pasado junio, estamos pensando en producir un álbum entero en este idioma. 

¿Qué puedes decirnos sobre la situación actual y las características de la música de Asia Central y de Kirguistán? ¿Crees que existe potencial para que artistas de la región sean conocidos en todo el mundo?

El pueblo kirguís es uno de los que más aman la música de toda la región. Tenemos una gran cultura tradicional basada en ella, empezando por una de los poemas épicos más largos del mundo, “Manás”, y un estilo de arte musical basado en la improvisación, donde varios poetas compiten, acompañados del komuz (un instrumento de tres cuerdas que recuerda a una guitarra acústica). Estoy segura de que entre los kirguises tiene mucho talento que el mundo debería conocer. Una de mis últimas apuestas ha sido introducir la cultura kirguís de diferentes formas en el resto del mundo. En mi música intento combinar mi cultura original tradicional con las tendencias más actuales, porque me considero a mí misma como una persona que vive y piensa globalmente, pero con fuertes raíces kirguises. Mi música es, en realidad, la percepción que tiene una chica kirguís del mundo en que vivimos.

¿Y qué piensas sobre tu propio futuro? ¿Tienes algunos objetivos?

Ahora mismo me encanta lo que hago: crear canciones, actuar, compartir mis pensamientos y sentimientos con la gente que está dispuesta a compartir también conmigo. Sobre los planes, mi productor tiene muchos… dejemos que la vida nos muestre qué nos traerá el futuro.

Finalmente, ¿tienes alguna opinión sobre la música en español? ¿Tienes algún artista favorito entre los artistas españoles o latinoamericanos?

Bueno, desgraciadamente tengo que admitir que no conozco demasiado la música en español, si no contamos a Julio Iglesias (risas) Pero me encanta lo que conozco de la cultura española, la pasión que refleja. En general me encanta conocer diferentes culturas y me gusta explorar diferentes países para disfrutar de sus culturas y expandir mi visión sobre el mundo.

Y, aunque no es española, la cantante que más me gusta sobre las demás es Björk.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *